Hay una serpiente en mi vodka


Deja un comentario

Travellers

¡Hola! Hoy vengo a enseñaros un nuevo cómic de Ikanart, dibujante del cómic ‘El portador de sueños‘ que ya enseñé en este post.

Travellers es una compañía que la forman un grupo de exploradores bastante pintorescos: una mujer con un brazo robot, un pistolero con una pistola de rayos y un golem de piedra parlante. Ellos no temen a enfrentarse a las tierras salvajes que rodean la civilización. Hay fuera corren muchos peligros y solo los más capaces pueden salir y volver para contarlo.

Un día una mujer contrata a los miembros de Travellers pidiéndoles que se adentren más allá de los Cenagales de Mana y la Gran Sima para recuperar a su hijo.

¿Qué peligros esperan más allá de las tierras que indican los mapas?

He aquí un adelanto de las cuatro primeras páginas:

01(2) 03(1) 02(1) 04(1)

Como ya sabréis, hoy en día es difícil publicar en una editorial. Este cómic necesita 100 apoyos en su campaña de crowdfunding, en la que se puede colaborar con muy poquito. Cada apoyo recibirá una recompensa que, dependiendo de la cantidad, podrá variar desde una versión gratuita del cómic en pdf hasta ejemplares en papel, manuscritos originales, firmas, dedicatorias…

Podéis encontrar toda la información para apoyarla aquí: http://libros.com/crowdfunding/travellers/

Además, aquellos participantes en el crowdfunding que tengan un blog, podrán optar a una reseña en el mío si me escriben a hayunaserpienteenmivodka@gmail.com 🙂

A continuación el vídeo de la campaña:

¡Muchas gracias!


1 comentario

El Portador de Sueños

Tenía ganas de empezar con este blog con algo guay (mal comienzo, cuando me esfuerzo demasiado en empezar bien es cuando no empiezo nada), pero qué mejor que lucir mi primer guión para cómic 🙂

El Portador de Sueños nació de un relato mío que Ikanart quiso ilustrar para poder presentarlo al XXIX Concurso de Cómic de la Noble Villa de Portugalete. Tiene sus cosillas, seguro, pero es el primero y eso lo hace especial para mí. Espero que os guste, pero toda crítica es bienvenida 🙂

Una de las bases del concurso era que los cómics no excedieran las cuatro páginas de extensión, cosa que me resultó bastante difícil porque tengo un serio problema y es que no sé ser concisa; aún ahora lo re-re-re-re-re-releo y pienso lo mucho que me hubiera gustado poder extenderme más. De hecho, el relato del que surgió la idea, también estaba limitado (a 300 palabras, si mal no recuerdo), y aunque en un principio la historia era algo más simple de lo que acabó siendo para el concurso, también me costó horrores. Prometo practicar.

229031229032229033229035